Asistencia gratuita: 911877697

Blog

El ayuno hace engordar

Revelamos por qué comer menos no es siempre la solución adecuada y por qué significa una batalla perdida con sobrepeso

El cuerpo entra en el modo de ahorro

2 huevos, 1 café con leche, 2 manzanas, un pequeño filete de pollo y 2 pequeñas patatas cocidas representan más o menos 1000 calorías. Si comes sólo eso a lo largo del día ocurre el siguiente escenario.

Cuando comenzamos a reducir la cantidad de calorías el cuerpo lo percibe como un ataque (viene el período de la falta de alimentos) y comienza a ahorrar las calorías. Por lo tanto, empieza a consumir menos calorías para su propio funcionamiento.

El cuerpo empieza a comer los músculos

Si una persona quema alrededor de 2.200 calorías al día, a continuación, con un consumo reducido a 1000 calorías sin duda adelgaza. Pero en este caso no va a perder grasa, sino en mayoría perderá el agua y masa muscular. El cuerpo tomará como el alimento principal los músculos (proteínas) y no la grasa.

La pérdida de agua puede ser benéfica…pero ¿de la masa muscular?

Los músculos queman 2,5 veces más calorías que la grasa cuando no estamos activo. Si en nuestro cuerpo hay más músculos que grasa entonces quemaremos más calorías. Durante la pérdida de peso no está bien si perdemos músculos, porque eso significa que quemamos menos calorías.

Los peligros de la dieta hipocalórica

Con la reducción drástica de calorías disminuiremos también el aporte de las sustancias nutritivas que necesita nuestro cuerpo. Al ingerir pocas calorías, minerales, fibra y fitonutrientes sentiremos mal, cansados, sin ganas y muy hambrientos, aunque justo durante la pérdida de peso necesitamos más energía, motivación y una sensación de saciedad prolongada.

¿Qué sucede cuando comenzamos a comer más?

Por lo general, después de un par de días de este régimen drástrico no podemos más y a partir de este punto comienza el atracón y es algo normal, considerando que al estar a dieta no olvidamos todas las sensaciones buenas que nos da la comida. Es más, la comida se mete hasta en tu sueño.

La mejor solución

Los expertos aconsejan que durante la dieta nunca se deba reducir drásticamente la cantidad de alimentos. Hay que comer alimentos saludables, distribuidos en 3-5 comidas diaria. Para obtener más ayuda con la dieta sola presentamos una innovación revolucionaria – las cápsulas adelgazantes SlimJOY. Con estas cápsulas podrán perder peso fácilmente sin renunciar a la comida que te gusta. Su eficacia ha sido científicamente probada. Así que ¡pruébalo y empieza finalmente a perder peso! ¡Esto será tu último intento de adelgazar!

Volver a blog